×

Caracas, 24/11/2019.- A partir del año 2000 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, adoptó una resolución que designaba el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, invitando a gobiernos, organizaciones internacionales y a las organizaciones civiles a tomar manos en el asunto y coordinar actividades todos los años sobre esta fecha que eleven la conciencia pública.

Sin embargo, el origen remonta, extraoficialmente al año 1981 cuando militantes y activistas en favor del derecho de la mujer lanzaban sus protestas ante la violencia de género, como una necesidad de honrar la memoria de las hermanas Mirabal, tres activistas políticas de la República Dominicana que fueron brutalmente asesinadas en 1960 por orden del gobernante dominicano, Rafael Trujillo (1930-1961).

Pese a las acciones que tanto la ONU, Organizaciones gubernamentales y no gubernamentales y grupos activistas defensores de los Derechos Humanos, la violencia contra las mujeres y las niñas continúa siendo un grave problema a escala mundial, por lo que se amerita una normativa que regule esta problemática.

Es tan grave la violencia contra la mujer o violencia de género que hoy en día sólo 2 de cada tres países han prohibido la violencia doméstica, otros 37 países todavía no juzgan a los violadores sexuales si están casados o posteriormente se casan con sus víctimas, otros 49 estados no legislan aún para proteger en un marco jurídico a las mujeres de sus países, otras naciones incluso por sus costumbres religiosas aún vulneran los derechos humanos de sus mujeres.

Venezuela es uno de los pocos países del orbe que ya ha avanzado mucho en cuanto a la protección de sus mujeres, a tal punto que no sólo cuenta con un Ministerio gubernamental que defiende los derechos de las mujeres, como lo es el Ministerio del Poder Popular para la Mujer e Igualdad de Género, sino que cuenta con un Instituto Nacional de la Mujer, INAMUJER, que brinda asistencia legal, sicológica, asesoría, casas de abrigo y acompañamiento a las féminas violentadas o vulnerables; se cuenta con una Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, instrumento jurídico que tipifica las diversas formas de ejercer violencia y establece el castigo correspondiente a los infractores de esta ley. 

El Gobierno Nacional también asiste a las mujeres venezolanas con una serie de medidas sociales, transformadas en bonos, y les concede acompañamiento productivo ofreciéndoles créditos para sus emprendimientos y proyectos socio-productivos a través del Banco de Desarrollo de la Mujer, Banmujer y programas como Soy Mujer, del Ministerio de la Mujer, que también otorga apoyo económico.

 Pero aún se realizan esfuerzos para prevenir el maltrato a las mujeres o que se ejerza violencia de Género que, en algunos casos incluso concluyen en Femicidios, por lo que actualmente INAMUJER, desarrolla a escala nacional planes de formación y promoción de Defensoras Comunales de Género a fin de “acercar” hasta las propias comunidades la asistencia y apoyo a la mujer venezolana, aparte de que actualmente se están planteando a la Asamblea Nacional Constituyente la Reforma a la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia a fin de que se blinde jurídicamente la protección a las venezolanas y residentes en nuestra nación para encaminarnos a ser la primera nación en erradicar la violencia de género, que es el sueño y meta que actualmente está planteada en la sociedad venezolana.

Prensa Inamujer/Fotos cortesía.