Caracas, 02/12/2019.- Bartolina Sisa Vargas, heroína ancestral de Bolivia, nació en Catòn de Caracato del Ayllu el 24-25 de agosto de 1750-1753, “Guerrera Aymara”  y dirigente del ejercito Aymara, mujer inteligente de piel morena y aguerrida que sabía montar a caballo, manejar el fusil y dominar la honda (una de las armas más antiguas de la humanidad) que luchó contra los colones españoles en la búsqueda por liberar a su pueblo. 

Fue hija de José Sisa y Josefa Vargas, originarios del Alto Perú, quienes vivían del comercio, oficio que los lleva a trasladarse a la Villa de Sica Sica en Bolivia, hogar en donde Bartolina adquirió conocimientos sobre el comercio. Es por ello, que a la edad de 19 años, se independiza y conoce la realidad de los pueblos andinos; la explotación, ofensas y abusos por parte de los blancos españoles.

A la edad de 25 años, contrajo matrimonio con Julián Apaza (Tupac Katari) e ingreso al “Ejercito Aymara de Liberación” guiado por Katari, para organizar y liderar distintos levantamientos contra el poder español, tras observar las injusticias cometidas por el sistema colonialista de explotación del siglo XVIII.

Dicho ejército inició sus primeras acciones de lucha en febrero de 1781, después de organizar y coordinar junto al grupo de los quechuas liderados por “Tupac Amaru” todos los pasos a seguir para el enfrentamiento con los españoles. Bartolina Sisa, organizó junto a  Tupac Katari el gran levantamiento Sisa-Katarista en busca de su independencia.

Al estallar esta insurgencia indígena aymara – quechua fue proclamada virreina por derecho propio e igualmente Tupac Katari como Virrey del Inca. Asumiendo importantes funciones de liderazgo y organizaciones de varios campamentos militares en los cuales participo activamente.

En el año 1772, tuvo su primer hijo de cuatro; tres varones y una hembra, siendo su primer hijo  capturado en Perú en el año 1783 y posteriormente asesinado. Los otros tres sobrevivieron en la clandestinidad, cambiando sus nombres y apellidos.

Bartolina Sisa, tras haber sido traicionada y entregada a los españoles, el 14 de noviembre de 1781 fue obligada a presenciar el descuartizamiento público de Tupac Katari. 

Posteriormente, un año después el 05 de septiembre de 1782, fue sentenciada a ser arrastrada por un caballo hasta ocasionar su muerte.

A continuación se ofrece parte de la condena a Bartolina:

«A Bartolina Sisa, mujer del feroz Julián Apaza o Tupac Katari se la condena en pena ordinaria de suplicio y que sacada del cuartel a la plaza mayor por su circunferencia atada a la cola de un caballo con una soga de esparto al cuello, una coroza de cuero y plumas y un aspa afianzada sobre un bastón de palo, en la mano, y a voz de pregonero que publique sus delitos sea conducida a la horca y se ponga pendiente de ella, hasta que naturalmente muera y después se claven su cabeza y manos en picotas con el rótulo correspondiente, y se fijen para el publico escarmiento en (…) los lugares donde presidia sus juntas sediciosas y hecho después de días se conduzca la cabeza a los pueblos de  Ayo ayo y Saphaqui, de su domicilio y origen en la provincia de Sica Sica con la orden para que se queme después de tiempo y se arrojen sus cenizas al aire»

Por consiguiente, en homenaje a Bartolina Sisa, durante el Segundo Encuentro de Organizaciones y Movimientos de América reunido en Tihuanacu, realizado en 1983, Bolivia declara el  Día Internacional de la Mujer Indígena, el 5 de septiembre de cada año, fecha escogida para honrar el atroz asesinato hacia Bartolina Sisa cometido en la Paz, por el imperio español.  

A su vez, en 1980 se fundó con su nombre la “Federación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa con el objetivo de reclamar que las mujeres de las áreas rurales participen plenamente en la toma de decisiones políticas, económicas y sociales de Bolivia.

Bartolina, fue declarada Post mortem “heroína nacional aymara” según Bolivia: Ley Nº 3102, el 15 de julio de 2005  junto a su compañero Julián Apaza  (Tupac Katari) quien dicta lo siguiente:

Artículo 1: Declárese Héroe y Heroína Nacional Aymara a Julián Apaza (Tupac Katari y Bartolina Sisa)

Articulo 2: En homenaje y reconocimiento histórico, se encomienda a la prefectura del departamento de la paz en coordinación con el gobierno municipal de El Alto, la construcción de un monumento del Héroe Tupac Katari y de la Heroína Bartolina Sisa, en la ciudad de El Alto. 

Actualmente muchas comunidades indígenas de Bolivia, le rinden homenaje a esta insigne y aguerrida mujer.