Inamujer/Noticias

Instituto Nacional de la Mujer

Zobeyda tiene cinco hijos que le nacieron de su vientre, y tiene mil muñecas que le nacieron de su corazón y de su mente

Zobeyda Jiménez, Premio Nacional de Cultura Popular 2006 y Patrimonio Cultural Viviente del estado Portuguesa, militante del amor que enarboló la bandera de la resistencia cultural y dedicó su vida a la creación de muñecas, a la poesía y a la educación,

Fue una ferviente luchadora por la justicia, la igualdad y la equidad. En reconocimiento a su labor artística y revolucionaria, el cantautor venezolano Alí Primera la bautizó con el nombre de Zobeyda "La Muñequera".

Esta gran revolucionaria nació en Píritu, estado Portuguesa, el 2 de febrero de 1942,  hija de Julia Parada y Nicolás Jiménez, hombre de izquierda, antiimperialista y perseguido político del régimen dictatorial de Marcos Pérez Jiménez. "Cuando no estaba preso, lo andaban buscando", decía Zobeida.

En los albores de su adolescencia, entró en la lucha subversiva de la mano de su padre: "fui facilitadora de la subversión", pues, entre juego y juego la niña distribuía la propaganda política, en las zonas cercanas a su residencia.

Maestra de profesión, siempre con una sonrisa en sus labios y la solidaridad a  flor de piel; en la década de los`70 aprendió el arte de la construcción de muñecas de trapo, haciendo de este oficio una verdadera expresión del arte popular venezolano, el cual transformó en una técnica pedagógica para fomentar la creatividad y la participación en el aula.

Esta artista popular, comprometida con los derechos humanos de los excluidos, fue asidua visitante de las cárceles de Venezuela, donde pasaba horas compartiendo sus conocimientos, sus ideas y sus sueños con los privados de libertad.

En 1982 fue una de las primeras voces que se alzaron, aclamando justicia por la masacre de Cantaura; fue una mujer sensible y defensora de la naturaleza, de arraigados principios ecologistas y planteamientos poéticos en contra del consumismo, la depredación y la irracionalidad destructiva del sistema capitalista.

Hizo de su casa un museo, reconocido por la UNESCO, como una experiencia museística única en su tipo. El museo de muñecas de Píritu, estado Portuguesa, resguarda cientos de muñecas, de todos los tamaños y colores,  y cada una porta el mensaje de paz y respeto a la diversidad que le imprimió su creadora.

Recorrió diferentes países, dictando conferencias y talleres. Fue objeto de múltiples reconocimientos nacionales e internacionales e invitada de honor de importantes eventos culturales a escala mundial.

Zobeyda, La Muñequera, murió el 2 de febrero de 2012, precisamente cuando cumplía 70 años de edad. Sus restos fueron velados en capilla ardiente, en el Hemiciclo Protocolar de la Asamblea Nacional, donde recibió el homenaje póstumo del pueblo que tanto al quiso.

Zobeyda sigue viva en el corazón de todas y todos los venezolanos, sus muñecas representan la vida y la lucha de los pueblos.

Inamujer

(0212) 5960200

Arriba