“Juro delante de usted; juro por el Dios de mis padres; juro por ellos; juro por mi honor, y juro por la patria, que no daré descanso a mi brazo ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español”.

Este fue el juramento que hace 213 años pronunció Simón Bolívar en la histórica colina romana, el Monte Sacro, lugar que sería testigo silente de su compromiso personal de no descansar hasta liberar a Venezuela del yugo español.

En virtud de la fecha, el Presidente de la República, Nicolás Maduro, resaltó en su cuenta de la social Twitter @NicolasMaduro, que años después el pueblo de Venezuela sigue siendo libre y soberano.

Un día como hoy, en compañía de Simón Rodríguez y Fernando Toro, Simón Bolívar asciende a la histórica colina romana del Monte Sacro y allí, en el solemne templo de la naturaleza, el futuro Libertador, de apenas 22 años de edad, jura por la libertad de Venezuela.

El día 15 de agosto de 1805, hacia el atardecer, se produce un hecho sencillo, que ha entrado en la Historia con calidad de sublime. Simón Bolívar emprendió uno de sus largos y nostálgicos paseos en compañía de Simón Rodríguez. El lento paseo lo condujo hasta la cumbre del Aventino, el Monte Sacro de Roma.

El Juramento del Monte Sacro fue una promesa anunciada por el Libertador Simón Bolívar, cuyo objetivo fue enfatizar su profundo compromiso personal con la causa independentista hispanoamericana y que tuvo lugar durante su visita a la ciudad de Roma, Italia.

Prensa Digital MippCI