Este 10 de enero, Nicolás Maduro Moros, toma posesión de manera legítima y constitucional del cargo a la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela durante el período 2019- 2025, luego de haber sido electo por el pueblo, a través del voto popular, con un 67.8% de electores y electoras.

El nuevo período presidencial que iniciará el Jefe de Estado venezolano, es el resultado de la mayoría popular que participó en las pasadas elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018, luego de haber sido adelantada, a solicitud de la oposición, como resultado del proceso de diálogo político, iniciado en diciembre de 2017 y culminado en febrero de 2018.

En esta elección presidencial, participaron cuatro candidatos, en representación de más de 50 partidos políticos y movimientos de electores.

A continuación, conozca las claves que demuestran la legitimidad del cargo asumido por el Presidente Nicolás Maduro:

  • La legitimidad de Nicolás Maduro como Presidente le fue otorgada por el pueblo en una elección, mediante sufragio universal, directo y secreto. La soberanía popular reside intransferiblemente en el pueblo venezolano (artículo 5 CRBV).
  • Nicolás Maduro fue electo, el 20 de mayo de 2018, por el 67.8% de los votantes y fue legalmente proclamado Presidente para el período 2019-2015 por el Poder Electoral, el 22 de mayo de 2018.
  • La elección presidencial es el acto que le otorga cualidad al jefe de Estado (artículo 228 CRBV) y nadie puede negarle dicha cualidad y condición.
  • Organismos internacionales y más de 200 observadores y acompañantes electorales avalaron que la elección del pasado 20 de mayo de 2018 se realizó en conformidad con las leyes y normas que rigen el sistema electoral venezolano.
  • Un sector de la oposición venezolana no participó en el proceso electoral, con la intención de pretender deslegitimar el resultado.
  • Venezuela cuenta con un sistema de automatización del voto electrónico desde el año 2004, el cual fue reconocido por el Centro Carter como el más seguro del mundo.
  • El Poder Electoral venezolano realizó 16 auditorías durante y posterior al día de la elección.
  • La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela ordena que el 10 de enero del primer año del período presidencial, el Presidente electo jure el cargo ante la Asamblea Nacional, y que de no poder hacerlo ante esta, lo haga ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).
  • La Asamblea Nacional (AN) se encuentra en situación de “desacato”, por negarse a cumplir sentencias del TSJ, debido a actuaciones  al margen de la Constitución.
  • La AN, controlada por la oposición venezolana, se asume como un poder sin control y superior al resto de los poderes del Estado. Esa situación de suspensión legal de sus actos, en tanto se ponga a derecho, es lo que impide que la juramentación se haga ante el órgano legislativo.

Venezuela seguirá avanzando, bajo el liderazgo del Presidente Nicolás Maduro Moros, con el modelo inclusivo de justicia social, con plena democracia, respeto a los derechos humanos y en ejercicio libre, irrevocable e independiente de su soberanía.

Prensa Digital MippCI