Desde el Teatro Teresa Carreño, donde se realizó la celebración del 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez, resaltó que el derecho a la música está ya en forma en la República Bolivariana de Venezuela.

Este magno evento contó con el preludio principal de la Orquesta Sinfónica Penitenciaria, así como también la participación de Larry Devoe, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de DDHH y además, parte de la cartera ministerial de Gobierno Revolucionario quienes fueron receptores de tan importante evento.

De esta manera, la Vicepresidenta Ejecutiva enfatizó en sus palabras de inicio en dicho evento que cada niño y niña que nazca en nuestra Patria tiene derecho a un instrumento “para expresar y relacionarse con otros seres humanos a través de la música”.

Asimismo, Delcy Rodríguez recalcó que el significado del núcleo de la orquesta en el sistema penitenciario es apenas una muestra de lo que concibió el Libertador Simón Bolívar, y tomó fuerza con el Comandante Hugo Chávez en cuanto a los Derechos Humanos.

Por consiguiente, Rodríguez manifestó que Venezuela es el segundo país receptor de migrantes en nuestro continente.
“Durante décadas hemos recibido migraciones de Asia, del Medio Oriente, Europa y de nuestro continente y los hemos acogido como nuestros hermanos”, dijo.

Es importante destacar que este evento se realizó con el propósito de reiterar la voluntad de nuestro país de dar cumplimiento a sus compromisos internacionales en materia de DDHH y de cooperar activamente con los organismos internacionales en esta materia, y así se entienda que en Venezuela se respetan por sobre todas las cosas los Derechos Humanos.

Texto e Imágenes: vicepresidencia de la República Bolivariana de Venezuela