Hace 223 años José Leonardo Chirino lideró la rebelión de esclavos. Consolidó la lucha por la abolición de la esclavitud, acaudilló a los negros de Coro en un movimiento que ha sido considerado como fuente de la Independencia americana.

En Venezuela, desde el 2005, por decreto del presidente Hugo Chávez, se conmemora el Día de la Afrovenezolanidad, por la insurrección que realizó José Leonardo Chirinos en 1795 (un zambo hijo de una indígena y un negro esclavo), una sublevación para establecer la República en el país y eliminar la esclavitud.

Este hecho histórico, marca un hito primordial para la historia venezolana, caribeña y latinoamericana que debemos reivindicar como un acontecimiento preindependentista, antiimperial y anticolonialista, como lo señala la Declaración del Día de la Afrovenezolanidad de la Asamblea Nacional, Gaceta Oficial N. 38.184. 11 de Mayo de 2005.

Es fundamental destacar el papel de María Dolores, heroína y esposa de José Leonardo, quien fue violada y encadenada, que murió durante un parto, el de sus hijas e hijos, quienes fueron vendidos.  En esta lucha también lo acompañaron, el Rey Miguel de Buria, Gioamar, Andrés López del Rosario mejor conocido como Andresote, Guillermo Ribas, Manucha Algarin, Julián Cayetano, Juana Barbará, José Leonardo Chirino y otros hombres, mujeres, niños de origen africano que dieron y pagaron con su vida, por nuestra libertad y por las raíces de la independencia de Venezuela.

Es preciso enaltecer, este y todos los días, como un hermoso legado cultural, que sigue vigente, en las distintas expresiones culturales, culinarias, valores sociales, en el modo de vida y en los rasgos propios de este proceso de mestizaje, traído por las africanas y africanos, esclavizadas y esclavizados durante la época colonial venezolana.

Desde el Instituto Nacional de la Mujer, felicitamos a todas y a todos los afrovenezolanos y hacemos un llamado por mantenernos en cimarronaje permanente,  a seguir trabajando juntas y juntos para continuar  la obra de Chirinos,  por la igualdad, equidad, inclusión y la justicia social.

¡Hoy más que nunca José Leonardo Chirino vive!

 

P: Tatiana Z. González G.

Foto: Omar Santana