Cada 26 de julio desde el año 2000 se conmemora el Día Internacional en Defensa del Ecosistema del Manglar, una idea que surgió en reconocimiento a la muerte en Ecuador de un activista de Greenpeace, originario de Micronesia, Hayhow Daniel Nanoto en 1998.

En esa fecha, Nanoto se encontraba en la ejecución de una acción de protesta, liderada por la ONG Fundecol (Fundación de Defensa Ecológica) y Greenpeace, contra el establecimiento de camaroneras ilegales en Muisne, Provincia de Esmeraldas, Ecuador. Sufrió un ataque al corazón.

Ese día la comunidad local de Muisne se unió para desmantelar un estanque ilegal de camarones, a fin de recuperar la zona dañada y volverla a su estado original de manglar.

Por lo tanto, no es una fecha conmemorativa establecida por las organizaciones internacionales tradicionales, sino empleada por la sociedad civil organizada a nivel internacional.

Su muerte fue tomada como motivo, por organizaciones como la Red Manglar Internacional, para conmemorar las acciones de los grupos comunitarios y organizaciones no gubernamentales en defensa de los manglares. Cada año desde entonces se conmemora esta fecha con diversas actividades y se adopta un lema.

Conviene destacar que el manglar es el nombre que recibe la vegetación típica que crece en las aguas tropicales y subtropicales de algunas áreas costeras. Son especies de bosques de plantas leñosas que se desarrollan en lagunas, riberas y en costas tropicales protegidas del oleaje.

En Venezuela Los manglares constituyen bosques especiales en las zonas costeras del norte y el oriente del país. Se distribuyen en las desembocaduras de los grandes ríos que surten el Golfo Triste, el Golfo de Cariaco, las lagunas de Píritu, Unare, Tacarigua y Carenero, la Costa de los estados Carabobo y Falcón hasta Chichiriviche, alrededor del Lago de Maracaibo y en el Delta del Orinoco.

Los manglares se desarrollan generalmente en zonas de abundante precipitación anual, pero también se encuentran en áreas de gran aridez. Entre las especies más importantes se destacan: Rhizophora mangle, Rhizophora harrisonii, Rhizophora racemosa (mangles rojos); Avicennia germinans, Avicennia schaueriana (mangles negros); Laguncularia racemosa, y Conocarpus erectus (mangle botoncillo).

Las acciones del hombre ha afectado desde hace tiempo a los manglares, actividades de tipo pesqueras, explotación maderera, extracción de sal, desarrollo urbano y desarrollo turístico Además, de otros impactos que incluyen el desvío de las aguas de los ríos y la contaminación de estas causada por metales pesados, derrames de petróleo, plaguicidas y otros productos.

Por tal razón cada año cobra fuerza la conmemoración de esta fecha, en resguardo al ecosistema y sirviendo como toma de conciencia a la preservación del medio ambiente.

Prensa Digital MippCI