La violencia contra las mujeres es un grave problema que se presenta sin distingo de clase social, religión, cultura, origen étnico o edad; lo que representa un atropello a sus derechos humanos. En Venezuela, el Gobierno Bolivariano ha realizado grandes esfuerzos para garantizar la protección de las mujeres a una vida libre de violencia, creando condiciones para prevenir, atender, sancionar y erradicar cualquiera tipo de manifestación que atente contra la integridad física, emocional, psicológica y/o jurídica de nuestras féminas.

El Comandante Hugo Chávez fue pionero en América Latina al ser el primer mandatario en declararse feminista, trabajó de manera incansable en crear leyes y políticas de inclusión para que todas las venezolanas y extranjeras residentes en nuestro país, hagan el ejercicio efectivo e irrenunciable de sus derechos fundamentales como lo son la libertad, el respeto, capacidad de decisión, autodeterminación, libre desenvolvimiento y derecho a la vida; todos ellos establecidos en la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.
Asimismo, el Presidente Nicolás Maduro se ha abocado a fortalecer el impulso de los cambios en los patrones socioculturales para lograr alcanzar la igualdad de género y continuar construyendo espacios de empoderamiento donde las mujeres puedan asumir el rol protagónico  en el Plan de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica.
Desde el Ministerio del Poder Popular para la Mujer mediante la Defensoría del Inamujer se ofrece acompañamiento a todas las damas que requieran asesoría en materia legal ante cualquier situación de riesgo o sean victimas de violencia, así como en el proceso de denuncia para que reciban un trato digno acorde a su condición de afectadas. También se brinda orientación para su recuperación integral.
Texto: Wilkin Vélez
Imagen: Jeacker Arevalo