En ocasión de celebrarse este 29 de octubre el “Día Nacional de Prevención del Embarazo en Adolescentes”, el Gobierno Bolivariano de Venezuela adelanta el abordaje de este tema para enfrentar las altas cifras de embarazo entre las venezolanas con edades comprendidas entre 15 y 19 años.

En este sentido, el Estado venezolano, en aras de debatir esta problemática, ha creado diversas políticas en pro de concienciar a la juventud sobre la importancia de iniciar una vida sexual segura y responsable, a través de diferentes instituciones, entre las que se encuentran los ministerios del Poder Popular para la Mujer e Igualdad de Género, Salud y Educación.

Las acciones se sustentan, entre otras bases, en la Ley Orgánica para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (Lopnna), que establece en su artículo 50, referido a la salud sexual y reproductiva, que “todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a ser formados y educados, de acuerdo a su desarrollo en salud sexual y reproductiva, para una conducta sexual y una maternidad y paternidad responsable, sana, voluntaria y sin riesgo”.

Por ello, diversas instituciones de la Revolución Bolivariana trabajan en promover la sensibilización, y así evitar la transmisión de infecciones, además de combatir la maternidad y paternidad a temprana edad; generando políticas de protección que promueven la importancia de maternidad deseada, segura y feliz y la prevención del embarazo temprano y adolescente.

Por su parte, MinMujer fomenta el libre acceso a los Centros de Atención y Prevención en materia de Salud y creó el 1er. Plan Nacional para la Protección de los Derechos Sexuales y los Derechos Reproductivos de las Mujeres, en pro de garantizar los derechos humanos de todas las venezolanas.

Es importante que la juventud conozca las consecuencias de afrontar a esa edad un embarazo no planificado, ya que eso no sólo afecta a la salud y el proyecto de vida de los y las adolescentes que se inician a tan temprana edad en el evento reproductivo, sino a sus familias, y el modelo de desarrollo económico.

El embarazo en la adolescencia es un problema social y de salud pública, que afecta a gran parte del mundo. Es una problemática de todas y de todos que debe ser combatida desde los hogares y desde la escuela, junto a los gobiernos de cada nación.

Periodista: Keiviry Chirino