A través del medio estatal Venezolana de Televisión (VTV), se conoció este lunes 19 de noviembre, la lamentable pérdida física de quien ejercía como embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Cuba, el incansable luchador Alí Rodríguez Araque, quien en vida se desarrolló como abogado, político, diplomático y ministro de Energía y Minas.

El antiguo líder guerrillero de las comunas venezolanas, fallece a sus 81 años, en la Habana, Cuba, donde cumplía con sus funciones como embajador de Venezuela, y residía desde el 2014.

El “Comandante Fausto”, pseudónimo que tuvo Rodríguez en su época de líder guerrillero, fue Ministro de Energía Eléctrica de la República , y ocupó diversos cargos en el gobierno del Presidente Hugo Chávez, como el de ministro de Energía y Minas (petróleo), canciller Ministerio de Relaciones Exteriores, ministro de Economía y Finanzas, secretario general de la OPEP, presidente de PDVSA, y Secretario General de la Unasur (2012-2014).

Por su parte, el Presidente de la República, Nicolás Maduro, se pronunció desde su cuenta de twitter lamentando la noticia de la muerte de quien fuere un representante distinguido de la Revolución, un Chavista de corazón que ayudo a construir el Socialismo, expresando que:

Con mucha tristeza recibo la noticia del fallecimiento de Alí Rodríguez Araque, un luchador incansable, de esos que son imprescindibles en la Revolución. Extiendo mis palabras de aliento para toda su familia. Su experiencia y honestidad fueron una escuela para todos nosotros”, Nicolás Maduro (@NicolasMaduro), 20 de noviembre de 2018.

Finalmente, recordando el aprecio que el Comandante Eterno, Hugo Chávez le tuvo en vida al distinguido Alí, manifestado así, inclusive en el prólogo del libro “Antes que se me olvide” de la autoría de Rodríguez, donde algunas de sus palabras fueron:

Hay vidas que al volver a ellas nos van iluminando una época, nos revelan una historia al punto que la persona que la vivió, sin proponérselo, acaba siendo el testigo de una conciencia vigilante, de un pulso existencial que impulsa y esclarece. Tal es el caso de Alí Rodríguez Araque, quien, al desnudar su memoria y dar cuenta de lo que en ella conserva, nos la convierte en una experiencia…”

Necesito agregar algo a lo que está tan bien dicho, y lo hago dirigiéndome a mi querido Alí: los sueños, los irrenunciables sueños de siempre, se están haciendo realidad y tú, hermano mío, has contribuido grandemente a que así sea. Por eso mismo, la gratitud te es tan debida como la admiración”, Hugo Chávez Frías

Periodista / Dayana Heredia