El mandatario nacional, Nicolás Maduro Moros, llamó el jueves 10 de enero a profundizar la cruzada contra la corrupción, pues destacó que el enemigo más grande que tiene Venezuela es el imperialismo estadounidense, pero el peor de todos es el corrupto y la corrupta.

Luego de tomar posesión como presidente de la República Bolivariana de Venezuela para el periodo constitucional 2019-2025, Maduro manifestó: “Estoy obstinado de la indolencia y el burocratismo que daña la vida del pueblo. Quiero un cambio y una corrección profunda de los errores de la Revolución Bolivariana y un combate a fondo de la corrupción en toda sus formas de expresión”.

Por otra parte, manifestó que quiere un nuevo comienzo de la Revolución Bolivariana. “Cambiaré todo lo que sea necesario para lograr la paz, defensa, seguridad social y crecimiento económico de la nación”, dijo.

Precisó que si se aspira una sociedad superior tiene que ser basada en principios, valores  y en la honestidad, es por ello que reiteró su llamado a la población y cada una de las instituciones públicas del estado a combatir la  corrupción que afecta al desarrollo próspero de la nación.

Asimismo, acotó  que logrando estos cambios en el país se puede impulsar “un nuevo y mejor clima moral, espiritual, político e institucional para hacer de Venezuela una patria donde se pueda vivir mejor”, añadió el Jefe de Estado.

Prensa Presidencial/Karla Cotoret