Ser madre es una de las etapas más importantes en la vida de una mujer, es experimentar el amor más sublime y completo desde el mismo instante en que su hijo y/o hija comienza a formarse en el vientre de su progenitora; protagoniza un vínculo que no solo tiene una duración de 9 meses, si no que se mantendrá durante toda una vida.

El momento de dar a luz es de por si un hecho humano que requiere de atenciones y cuidados, ya que representa el acontecimiento natural de conceder vida a otro pequeño ser que precisa abrirse al mundo, y para ello esta su madre, su padre y familiares como los garantes de ese compromiso de formación desde el momento de la gestación.

¿Qué es el parto humanizado?

El parto humanizado es un método que brindar atención completa al momento de dar a luz, que tiene como premisa principal la consideración de los derechos de la madre y del bebé desde su nacimiento, contemplando valores, creencias, y sentimientos, obedeciendo la autonomía en el proceso de parto.

Los nacimientos mediante el parto humanizado están basados en la certeza del uso de prácticas de maternidad que reduce la medicación no necesaria, con métodos sensibles, suaves y afectivos que se fundamentan en el respeto hacia la mujer y su intimidad, así como la necesidad de disminuir el riesgo, el miedo y la frustración en un proceso traumático.

El parto como política social en la República Bolivariana de Venezuela

El Plan Nacional de Parto Humanizado es una política integral creada el 11 de julio de 2017, por la Revolución Bolivariana, con el propósito de guiar a cada madre y respaldar su derecho a tener una gestación, preparto, alumbramiento, postparto, lactancia y crianza amorosa, sana y feliz.

Esta iniciativa la lleva a cabo el Ministerio para la Mujer y la Igualdad de Género (MinMujer), promovida por el Presidente feminista Nicolás Maduro, y tiene por objetivo terminar con el paradigma del parto doloroso, y fomentar el sentimiento de seguridad en las futuras madres al momento de dar a luz, de manera natural y experimentando un dolor que es totalmente tolerable.

Promotoras comprometidas con un alumbramiento más humano

Las promotoras comunitarias del Plan Nacional de Parto Humanizado son mujeres preparadas y formadas bajo un perfil socialista, de compromiso acorde con el proceso político y movimiento feminista, para la captación de embarazadas y atención de manera integral a la madre y su familia.

Cumplen con la función de asistir a las madres, guiándolas hacia una sana alimentación con medicinas y vitaminas, asistencia médica, así como dar apoyo psicológico y espiritual.

Avances y proyecciones para las mujeres atendidas

Una vez es puesto en marcha el Plan Nacional de Parto Humanizado en Venezuela, han sido muchas la mujeres beneficiadas con esta iniciativa que emprende el Gobierno Revolucionario, en este sentido, las promotoras formadas en todo el país ascienden a nueve mil cuatrocientas veintinueve (9.429).

Con respecto a la mujeres en proceso de lactancia que han sido previamente captadas y acompañadas la cifra es de quince mil trescientas setenta y dos (15.372) mujeres que son respaldadas por el plan.

Por su parte, las madres gestantes favorecidas con el parto humanizado hasta el 26 de septiembre de 2018, es de un total de veintiún mil novecientos sesenta (21.960) féminas captadas y acompañadas.

En el venidero año 2019 el Presidente Nicolás Maduro proyecta en los próximos 6 meses se constituyan 1 mil espacios docentes de parto humanizado, y dio la instrucción de incorporar 20 mil nuevas promotoras comunales de parto humanizado, para llegar así a las 30 mil promotoras.

Periodista / Dayana Heredia