El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, aseveró que el programa de recuperación, crecimiento y prosperidad económica es perfecto, provisto de una gran carga humanista y que pone como centro a la familia, para su bienestar y felicidad.

“Hemos logrado un programa que pone como centro al trabajador, expresado en el poder del Bolívar Soberano anclado al Petro”, subrayó el Mandatario nacional, desde el IV Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) celebrado en el Cuartel de la Montaña en la ciudad de Caracas.

Este proceso – aclaró – se ha dado sin excluir a nadie, más bien incluyendo a todos los actores, porque se trata de un proceso ganar-ganar. “En primer lugar ganan los trabajadores (…) los comerciantes y los productores agroindustriales”, argumentó.

En torno a las políticas implementadas por el Gobierno Nacional, señaló que con el Carnet de la Patria “llegamos directo al pueblo, sin intermediarios”.

Exaltó que esta semana “pagamos con el nuevo sueldo de 1.800 Bolívares Soberanos las pensiones a 4 millones 500 venezolanos”, al cotejar con las políticas en otras naciones de América Latina que no ponen en relieve el bienestar de sus adultos mayores, anunció que los pagos todos los meses a los pensionados “lo haremos en la billetera digital”, a través de sistema Patria.

A partir de septiembre “voy a cubrir la nómina, por lo menos por 90 días, de todas las empresas que se inscriban en el Sistema Patria, “lo cual sólo lo puede hacer un gobierno revolucionario”.

Al respecto, el vicepresidente de la Economía, Tareck El Aissami, precisó que se han inscrito por el sistema Tiuna, todas las empresas que cotizan por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), un total de 5.200.000 trabajadores y por el Sistema Patria 2.500.000 trabajadores. “Hasta ahora son 7.700.000 trabajadores inscritos”, especificó el también ministro, El Aissami.

El presidente Maduro calificó de importante este logro porque a partir de septiembre los trabajadores del país empezaran a disfrutar del salario mínimo de 1.800 bolívares soberanos anclados al Petro.

Por Prensa Presidencial / Anais Pérez