“Juro delante de Dios, juro delante de la Patria, juro delante de mi pueblo que sobre esta moribunda Constitución, haré cumplir, impulsaré las transformaciones democráticas necesarias para que la República nueva tenga una Carta Magna adecuada a los nuevos tiempos. Lo juro”.

Fueron las palabras de aquel hombre humilde, oriundo de Sabaneta de Barinas, quien puso fin al bipartidismo adeco-copeyano, ese soldado líder de la Revolución Bolivariana de nombre Hugo Rafael Chávez Frías, quien el  2 de febrero de 1999, tomó posesión como presidente de Venezuela, luego del gran triunfo electoral del 6 de diciembre de 1998.

Ese día, un hombre  de 44 años marcó el hito de la historia política de la Patria, tras su juramento ante la Constitución  de 1961, a la que  en ese momento decretó su transformación para adaptarla a las necesidades del pueblo y al nuevo modelo de país.

Así fue como nació el Socialismo Bolivariano, con Chávez el gran líder de América Latina y el Caribe, quien durante su gran gestión en la Presidencia de Venezuela, luchó por la inclusión y la igualdad de condiciones, así como también por la liberación de la América Latina.

Hace 20 años, hombres y mujeres ratificaron su compromiso con la construcción de la Patria socialista y hoy en día continúa el camino hacia la reivindicación y dignificación de todos los venezolanos y venezolanas.

Gracias a este hombre, que dedicó toda su vida por un país y por un pueblo, deja un legado que  penetró en cada uno de los rincones de los hogares del territorio nacional y en el mundo, quien además transformó sus pensamientos visionarios en obras y logró una proyección internacional.

Es así como el Comandante Supremo demostró que el amor del pueblo es la fuerza más grande, que lo movió, y que a pesar de las adversidades que se le presentaron, no podía ser defraudado, por lo que luchó para cumplir ese sueño de libertad.

El pueblo de Venezuela, con orgullo y dignidad, ha resaltado el legado del Líder de la Revolución y ha seguido con sus ideales, con la convicción de que solo así podrán lograr las victorias en todas las batallas que se presenten.

Un  legado de humanidad y justicia social

Teniendo como bandera el Libertador Simón Bolívar  y otros próceres heroicos, la Revolución Bolivariana  trajo la resurrección de un pueblo que recuperó su Patria  para darle paso a un proyecto socialista, que hoy en día sigue reivindicando a los más humildes.

Desde 1999 se  ha amenazado constantemente el avance de la Revolución Bolivariana. Los desafíos no han cesado y tampoco los bríos de un pueblo que se mantiene en lucha permanente, unido por la fuerza colectiva de Chávez.

Hoy día, este ideal del Comandante Chávez se mantiene consecuente por el Presidente Nicolás Maduro, quien sigue enalteciendo sus pensamientos, pudo levantar grandes multitudes que estaban olvidadas, desatendidas e ignoradas y su misión siempre fue visibilizar a los más desposeídos.

Su incansable lucha por la restitución de los pueblos de Latinoamérica, lo hizo un hombre querido mundialmente, su carisma, su alto conocimiento, su alto grado de conciencia social, lo catapultó como un líder internacional; Hugo Chávez Frías es el hombre más amado por los pueblos del mundo.

El Comandante Chávez demostró que a pesar de la adversidad y los problemas de salud, al pueblo no se le podía defraudar, y así luchó para cumplir el sueño libertario y bolivariano. El 2 de febrero se cumplen 20 años de la llegada de la Revolución Bolivariana que impulsó las transformaciones democráticas necesarias, para que la República tuviera una Carta Magna adecuada a sus tiempos.

Texto e Imagen: Vicepresidencia de la Reública Bolivariana de Venezuela