Caracas,03/07/19.- El pasado martes 18 de junio se realizó el debate constituyente de “La reforma de la ley orgánica sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia”, que impulsa el Poder Popular de las mujeres y que forma parte de las acciones que emprende la Comisión Permanente para los Derechos de la Mujer, Equidad e Igualdad de Género.

El encuentro, que se realizó en la Casa Amarilla, sede de la Cancillería venezolana, contó con la participación de las constituyentes María León, presidenta de la comisión permanente para los derechos de la mujer, equidad e igualdad de genero, Maigualida Gutiérrez, Directora General del Instituto Nacional de la Mujer -Inamujer- y Viceministra de Protección de los Derechos de la Mujer, Carmen Zuleta de Merchán, Magistrada de la sala constitucional del tribunal supremo de justicia (TSJ), Félix Alexis Camargo, en representación de la magistrada Francia Coello González, integrante de la Comisión Nacional de Justicia de Género del Poder Judicial, Otilia Delgado de Kaufman, Jueza de la corte de apelaciones en materia de delitos de violencia contra la mujer del Circuito Judicial Penal de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, Asia Villegas Poljak, Viceministra de Igualdad de Género y de No Discriminación del Ministerio de la Mujer y Laura Franco, vocera del Movimiento Feminista del Poder Popular “Lydda Franco”.

El debate lo inició, la Constituyente María León, quién informó que en el Congreso de Mujeres en el año 2014 se presentó al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduros Moros, la reforma de la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la cual, fue aprobada y desde entonces se han realizado consultas a los entes del poder popular que representan al sector.

León agradeció a las ponentes presentes sus aportes, pues “se pretende concretizar la propuesta y entregársela al Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, para tener pronto un texto de ley con rango constitucional”. A su vez, en el debate mencionó sus propuestas para la reforma Constitucional; incluir los términos de violencia laboral en el ámbito (público y privado) y el acoso sexual,

Por su parte la magistrada Carmen Zuleta de Merchán, expresó que “una revolución sin mujeres no es revolución”, realizando una comparación entre la Constitución Nacional del año 1961 y la del año 1999 donde afirmó, que “la revolución a dado protagonismo a la mujer y desde entonces han sucedido eventos beneficiosos, como la concreción, en el año 2007, de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, instrumento legal que está siendo reformado para darle más protección a la Mujer Venezolana. Asimismo, dio a conocer sus propuestas para la reforma de ley; “hace falta hacer énfasis e incluir el delito político, la violencia política, el acoso político (tipificarlo) ,los delitos de credulidad, delitos por discriminación estética, delitos atroces “Es importante la efectividad de la norma…la justicia que queremos, es una justicia que transcienda, tenemos que seguir siendo puntas de lanza, no podemos convertirnos en espectadoras, debemos hacernos sentir” afirmó Zuleta.

En su intervención, Félix Camargo, en representación de la magistrada Francia Coello, planteó aplicar la efectividad a la perspectiva de género, como principio en materia de protección, considerando importante obtener una Defensoría procesal que vele por la verdadera representación y derechos humanos. “Procuremos que el derecho deje de tener género” afirmó Camargo.

Por otra parte, la Dra. Otilia Delgado propuso revisar a fondo el artículo 90, definir la violencia doméstica y la violencia familiar (se trata sobre violencia de genero). “Las leyes serian inútiles sino se complementa con una forma de obrar…la ley será efectiva y eficaz cuando todos hagan una correcta interpretación de la misma” comentó Delgado.

Maigualida Gutiérrez Directora General de Inamujer, propuso que la Defensoría de los derechos de la mujer sea trasladado como parte de Inamujer y revisar la ley, lo cual es una deuda desde el año 2014. Actualmente la Defensoría Nacional es un ente que no depende directamente de la Institución pese a que se nutre de los insumos que les facilita Inamujer. Laura Franco, hizo énfasis en resaltar que “la ley debe ser declarativa de que los delitos expuestos son de orden público… un instrumento para educar y concientizar a la población y no un método para obligar” afirmó.

Con el objetivo de anexar más propuestas a la reforma Constitucional se mencionaron algunas como:penalizar los actos lascivos en un rango de tiempo razonable, modificar en el rango de violencia obstétrica el término de apego precoz hacia apego inmediato, ampliar la violencia mediática y simbólica, incluir la violencia informática, diferenciar la violencia obstétrica a la violencia ginecológica , agregar medidas de protección como cuadrantes de paz para evitar el feminicidio, entre otras. Se espera que estas propuestas puedan ser consideradas en la reforma a la Ley de los Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que se discute en el seno de la Asamblea Nacional Constituyente.

Prensa inamujer: JM

Fotografía: Jose Valero