Caracas, 07/10/2019.- El fascismo se desborda en países hermanos y sobre todo contra las mujeres vulnerando su dignidad.

Desde Venezuela condenamos el atropello y vejación a la que fue sometida la Alcaldesa de Vino, Bolivia, Patricia Arce, con actos de barbarie de la época de la inquisición.

la Alcaldesa de la población boliviana de Vino, Patricia Arce, humillada, asustada y violentada tuvo que ser rescatada por los agentes de seguridad.

La alcaldesa Arce fue vulnerada en sus derechos humanos y como mujer cuando una turba de personas enardecidas atacaron e incendiaron la sede del ayuntamiento de la población de Vino, y sacaron a la fuerza, arrastrada hasta las calles a la alcaldesa, donde la rociaron de pintura y le cortaron el pelo en medio de atropellos, gritos e insultos soeces.

Los actos de cobardía contra las mujeres se agudizan no solo en Bolivia, de manera particular contra las mujeres indígenas y ahora también se suma a la violencia contra las mujeres chilenas los carabineros del presidente Sebastián Piñera que detienen en forma incompasiva a las mujeres que protestan por la violencia sexual.

En Venezuela sabemos lo que es democracia y el respeto a los derechos humanos que nos mereció un puesto como miembro en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, ONU; tenemos autoridad para ejercerlo y para exigir al gobierno de Chile y a los sectores opositores de Bolivia, respeten el derecho y valoren a todas las mujeres.

En este sentido, la ministra del Poder Popular para la Mujer e Igualdad de Género, Asia Villegas, manifestó su total repudio a los actos violentos contra las hermanas de Bolivia y Chile y exigió que en esos países se garantice el respeto a las mujeres a una vida sin violencia.

(Prensa MinMujer/ Fotos cortesía de varias fuentes de internet)